Columna: Todas íbamos a ser Leia

Para muchos de nosotros no fue indiferente la repentina partida de Carrie Fisher uno de los iconos del séptimo arte y de las sagas más prolíficas del cine: Star Wars. Toda una generación que vivió los mejores momentos de la infancia en las aventuras más allá de la galaxia.

La contribución de George Lucas y su obra creó una historia que se asemeja mucho a la de la humanidad en el mundo entero, las ansias de poder, las dictaduras, las guerras, las rebeliones, la lucha por alcanzar la justicia. Para muchos es una mera fantasía, para otros nos significa una búsqueda del idealismo universal.

Pues bien, Carrie Fisher, nuestra princesa rebelde, valiente y con sus buenos momentos de dulzura, era hija de dos leyendas que tal como Brad Pitt y Angelina Jollie terminaron separados en un triángulo auspiciado por Elizabeth Taylor.

Fue un escándalo en los años 50 que de alguna manera marco la vida de Carrie que comenzó a experimentar sus demonios internos, presa de la falta de atención, a pesar de estar rodeada de gente culta y famosa y de la fortuna. A los 18 años con algunos kilos demás audicionó  para George Lucas en la búsqueda para interpretar a esta  heroína que rompió todos los esquemas.

Se vinculó con Harrison Ford sentimentalmente y forjo amistad condicional con sus colegas de las tablas, se casó con Paul Simon mientras su romance con las drogas era conocido, perdió un bebe y fue abandonada. La lucha de Carrie era dolorosa y así comienza a plasmar sus penas y alegrías en libros que resultó un éxito. Los especialistas decían que era bipolar, pasando desde la histeria absoluta hasta llorar de dolor. Luego se casó con el cazatalentos Brian Lourd y se entera que este era gay  luego de unos años después cuando que ya era madre de su única hija, Billie.

La lucha de la Carrie convertida en Leia, que en su esencia era una guerrera nos permite valorar y entender el legado que nos dejó. Así como lo frágiles que somos los seres humanos y lo  común que tenemos con Leia como mujer y cuanto  podemos auto asemejarnos con la historia de su vida marcada por dolores que sobrellevo en sus 60 años traicionada por el corazón y acompañada por su bulldog. La pena de su madre Debbie Reynolds quedo plasmada tras la partida de la Princesa más querida de la galaxia. Hollywood y el universo Star Wars no será lo mismo nunca más, ambas se fueron juntas.

Carrie era controvertida, audaz y deslenguada, con un humor increíble, reconocía sus adicciones, de letras muy claras, críticas acidas, publico varios libros, todos superventas, de los cuales mi abuelo me regalo varios, entonces más la admire como escritora. Fue relevante en mi vida, tanto como Leia o como Carrie.

Más allá del personaje una mujer muy fuerte para luchar contra el machismo de Hollywood y con las ingratitudes de la vida. Hasta siempre princesa…yo quise ser como tú.

Macarena Palta Palleres

Profesora de Inglés y Comunicadora Social

Radio Génesis de Andacollo

       



Diarios Comunales

Red de Diarios Comunales, presente en las 15 comunas de la Región de Coquimbo, informando sobre noticias locales en cada una de ellas.