Artesanía de Andacollo está de luto: Falleció Segundo González el fabricante de las lámparas mineras

Esta madrugada de sábado en su casa habitación falleció el conocido artesano andacollino Segundo González Lazo conocido por fabricar la tradicional lámpara del minero. Él estuvo delicado de salud e internado en el hospital de Coquimbo  y había sido dado de alta, pero debido a una complicación en su salud falleció.Sus restos están siendo velados en su casa ubicada en calle Lynch 316 esquina el cobre a metros del sindicato de pirquineros. Sus funerales y misa se realizan este domingo desde las 16 hrs en la iglesia chica de Andacollo.

HISTORIA DE DON SEGUNDO

Llegar al final de la calle Patricio Lynch en la comuna minera no sólo es  recorrer parte de la historia de esta ciudad, sino también encontrarse con un artista orfebre de 82 años que ha llevado el nombre de Andacollo  a lo más alto de nuestra región, como también de nuestro  país e incluso a nivel internacional.

Nos referimos a Segundo Luis Alfredo González Lazo, más conocido por todo Andacollo como “El Lucho” y cuyas magia que tiene en sus manos han permitido, por más de 20 años, trabajar el bronce de manera tan perfecta, posibilitando la confección de lámparas mineras; un producto que no solo permite revitalizar la actividad artesanal, sino además fomentar con su trabajo la puesta en valor del patrimonio cultural del país.

La historia se remonta hacia los años 40, cuando Luis junto a su padre llegaron a la comuna, trabajando como herreros, quienes tras los primeros años de bonanza y  donde la herrería fue la actividad principal para transportar el mineral por medio de burros, en años siguientes  la llegada de las primeras tecnologías  provocó que estas labores disminuyeran y obligaran la reconversión de Luis y su padre hacia el sector minero.

Tras un accidente sufrido en 1965  y donde Luis cayó alrededor de 11 metros al interior de un pique y con las consecuencias físicas que siguieron a otros accidentes menores, este andacollino fue jubilado dejando atrás  44 años en esta actividad productiva. Es en ese momento Luis cuando  nos mira y se pregunta: ¿Qué podía hacer? Así se fue respondiendo las siguientes interrogantes. Primero dijo “hago herraduras para vender pero no hay animales“, posteriormente toma sus manos  y nos dice “arreglar herramientas ya no se puede, ya que estaba todo modernizado”. Así vuelve a  sus inicios como minero y dice ¿Y si hago lámparas?, ya que no faltará el apasionado que quiera una lámpara y tenerla de recuerdo.

Ese es el momento en que Luis descubre este oficio y comienza a competir con “lampareros desleales”, los cuales hacían un reciclaje, que consistía en arreglar lámparas que ya estaban en desuso y colocarlas a la venta.  De esta manera el emprendimiento comienza a entregar buenos dividendos,  fabricando una lámpara con mejores productos y terminaciones; un momento  que Luis define con la siguiente frase: “la confección de mis lámparas fueron un despertar en la artesanía andacollina”.

LOS ORIGENES

Desde ese momento han pasado 16 años y la fabricación de las lámparas va en la número 3.642, de las cuales muchas han sido adquiridas por las grandes empresas mineras del país, entre ellas Cerro Colorado que pidió un total de 800 lámparas para la totalidad de sus trabajadores; solicitud que Luis no pudo cumplir en  cantidad, pero si en un número menor. También menciona a Teck CDA, El Soldado, Altos de Punitaqui, sumando países como Alemania, Japón e incluido el Papa Benedicto XVI; en momentos que fueron a entregar las campanas a Roma.

Un oficio donde también ha tenido una participación fundamental su esposa Ester, con quien ya lleva más de 50 años de matrimonio y quien ha sido un pilar fundamental en la vida de Luis y su mano derecha en este oficio que les ha permitido tener una mejor calidad de vida.

“En un primer momento nos fue difícil vender todas las lámparas, pero una vez que tuvimos varias de ellas, yo las fui a vender a la plaza, en una exposición de un centro de madres, donde la ex Alcaldesa, Marcelina Cortés, me dio la oportunidad de que fuera a venderla y recuerdo perfectamente que la primera lámpara que vendimos le echamos carburo y agüita  mineral. Recuerdo que la primera lámpara que me compraron fue un turista y después se devolvió otro y me compra la otra lámpara, eso para nosotros fue un despertar”.

La emoción se escucha en cada palabra que nos dice Ester y prosigue su relato agradeciendo a Dios y a la Virgen de Andacollo por esas primeras ventas a los que se suma el agradecimiento al Padre Jorge Mella, quien le dice: “Ester necesito dos lámparas de Lucho para poder colocar en el lugar de los sirios en la procesión que iniciaremos con nuestra Virgen. Ese fue el momento y la bendición para empezar esto”, sostiene Ester.

Su risa sencilla, su amabilidad y también su profesionalismo han permitido que su trabajo sea reconocido por diferentes autoridades del país, entre ellos los Ministros de Minería Hernán de Solminihac y Laurence Gorborne.

Desde la Red de Diarios Comunales y el andacollino.cl entregamos las sinceras condolencias a los familiares de Don Segundo un amigo e incansable luchador por su oficio y cariño por la comuna.

       



Diarios Comunales

Red de Diarios Comunales, presente en las 15 comunas de la Región de Coquimbo, informando sobre noticias locales en cada una de ellas.