Connect with us

Minería

Refuerzan cultura de seguridad con lavadores de oro y pequeños mineros de Andacollo

Publicado

el

El proceso de lavado de oro y en general de la pequeña minería son actividades que pudiesen ser consideradas de menor riesgo, sin embargo, por tratarse labores de carácter artesanal no están exentas de peligros como son la exposición prolongada al sol, la deshidratación o la accidentabilidad como resultado de la ausencia de elementos de protección personal, entre otras.

Consciente de ello y como parte de su política de sustentabilidad, Teck Carmen de Andacollo (CDA), desde el año 2007 está implementado diversas acciones para apoyar a los pequeños mineros e incrementar los niveles de seguridad de sus faenas diarias.

En este contexto, la compañía ha desarrollado un programa de comodatos, lo que ha permitido un mayor control de los riesgos y la oficialización de su labor frente a la autoridad fiscalizadora, en este caso el Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin). Lo anterior, se ve reforzado por un plan de apoyo en medidas de seguridad, que complementa el trabajo que tiene que realizar el minero para poder poner en funcionamiento su plan de explotación.

Manuel Novoa, gerente general de Teck CDA, explicó que “la minería es una actividad fundamental en nuestro país y por supuesto en Andacollo, y en la medida que nosotros podamos estar más cerca de los pequeños mineros y podamos compartir con ellos la oportunidad de que tengan un espacio de trabajo claro, nosotros estaremos felices. La formalización de un comodato les permite trabajar tranquilos por un tiempo determinado y les da una estabilidad que siempre es muy necesaria”, afirmó.

El hito de los lavaderos de oro

Como destacó el ejecutivo, el mencionado programa ha permitido a decenas de trabajadores formalizar sus faenas y otorgar seguridad laboral. Una muestra de ello, es la oficialización del comodato que Teck CDA firmó con 13 lavadores de oro en el sector Los Negritos, quienes ya podrán ejecutar sus labores extractivas de forma regularizada y segura.

“Nosotros siempre dijimos que queríamos hacerlo, pero hacerlo bien; con un documento, formal, para darles estabilidad y tranquilidad a estos pequeños lavadores de oro. Este proceso está pensado para ellos, para quienes han estado trabajando acá por muchos años y lo seguirán haciendo, pero ya avalados por un documento que dice que pueden estar sin ningún problema y contando con el apoyo de la compañía”, sostuvo Novoa.

Por su parte, Ramón Rubilar, uno de los beneficiados con el comodato, agradeció la oportunidad que les está entregando Teck y afirmó que “para nosotros es muy bueno este comodato, porque estábamos sólo a la aventura y ahora tenemos más seguridad en lo que estamos haciendo. Acá somos como 10 personas que vamos quedando y este es un sustento diario, que requiere mucho esfuerzo, pero hay que hacerlo. Con esto podemos trabajar tranquilos, gracias a la empresa que nos hizo el aporte y nos ayudó”, concluyó.

Seguir leyendo
Comentarios

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Lo más leído