Connect with us

Fondo de medios

Ana Opazo Martínez tuvo que cerrar su local y logró reinventarse con nuevo emprendimiento en Andacollo tras la pandemia

Publicado

el

Por Cristian Escalante Vega 

Andacollo es una comuna conocida por sus fiestas religiosas y la fe de sus habitantes, una parada inevitable es ir a visitar a la Virgen, la iglesia, su plaza y de paso sus calles y locales comerciales; entre ellos estaba el negocio familiar de Ana Opazo Martínez, llamado “La Sagrada Familia” dedicado a la venta de objetos religiosos y el almacén ubicado en la esquina de Quiteria varas con Urmeneta.

Como tantos otros comerciantes, debido a los efectos que ha provocado la pandemia; la familia de Ana se ha visto afectada por lo que debió cerrar su local y fuente de ingresos, los cuales complementaban con los del puesto de artesanías que tenía su esposo en la plaza, quien también tuvo que dejarlo por la falta de turismo en la zona, producto de las condiciones sanitarias.

 “A fines de marzo, cuando empezó esto, abríamos el local por nada, ya no venía gente, así es que tuve que cerrar y para evitar los contagios también”, comenzó relatando su experiencia Ana Opazo, con un poco de nostalgia. Pasaron 5 meses y “ahora lo tuve que entregar- el local de trabajo- no podía pagar el arriendo, la patente también ya la entregue, el primer semestre ya lo perdí, por ende, seguir pagando para mantener cerrado es imposible, entonces se tenía que cerrar”, lamentó.

Por otra parte, su esposo quien desde que cerró minera Dayton trabajaba de forma independiente en su puesto de artesanías, pero como “él tiene diabetes, así es que había que cuidarse más y ya no puede ir a la plaza y ahora aquí quedamos”, nos señala esta emprendedora de toda la vida.

SUSPENSIÓN DE LA FIESTA CHICA

La celebración de la fiesta chica de Andacollo le daba una luz de esperanza a Ana y su familia ya que sería una gran oportunidad para la venta de sus productos y las artesanías de su esposo, sin embargo, la suspensión de esta fue un valde de agua fría ya que, “al no haber fiesta religiosa este año, el daño es doble y lamentable siempre esperábamos con ansias la llegada de la fiesta chica, la fiesta grande, porque como independiente con esas ventas teníamos para solventar los gastos tranquilamente un par de meses, uno se preparaba”, contó. No obstante, dice mantener embalados todos sus productos y cuando algún cliente le pregunta por alguna virgen, llavero se lo venden desde su casa.

SURGEN IDEAS Y NACE LA NUEVA PYME FAMILIAR

La situación se puso cuesta arriba, pues su esposo, su hijo y ella misma sin una opción laboral, más las necesidades básicas, las cuentas que no paran de llegar y los niños en la casa, no había tiempo para sentarse a esperar que llegaran alternativas, algo había que inventar; “uno de repente puede aguantar el estómago, pero un niño no, ellos piden y no saben lo que significa el no. Entonces se me ocurrió la idea de hacer un emprendimiento y creamos una pyme familiar”, afirmó Ana.

Todo comenzó un día en el que el frio se había apoderado de Andacollo con la niebla arrastrada y la opción de vender picarones fue furor entre la comunidad. Al ver lo rápido que se vendieron la familia siguió ofreciéndolos hasta que el calor regresó y se quedó con sus productos, pero la capacidad de reinvención de Ana supera cualquier adversidad y nuevamente surgió otra idea, “se me ocurrió vender papitas chips con pollo salteado”, admitió.

Esta nueva oferta tuvo gran aceptación en la gente de la comuna lo que le ha permitido mantenerse y solventar sus gastos más urgentes hasta el momento. “En eso estoy hasta el momento con mi familia, vendiendo papitas chip con pollo salteado, palitos de ajo, de queso, salsas caseras que yo hago, para poder sobrevivir”, manifestó Ana con una evidente sensación de orgullo, “teníamos que hacer algo y soy de las que no me quedo quieta, no espero que me vengan a dejar la ayuda a la puerta, que por lo demás nunca llegó”, añadió.

SALIENDO SOLOS ADELANTE

A pesar del miedo que les genera contagiarse con Covid_19 las necesidades familiares económicas deben cubrirse de una u otra forma, pues “llegan los recibos de agua, de luz y con lo que ocurre, las empresas no nos van a decir, ustedes que no están trabajando este mes no lo pague, quizás no pueden cortar el servicio, pero al final hay que pagar igual, así es que no nos podemos relajar, sino se hará más pesado ya que se van acumulando las cuentas”, sostuvo la emprendedora.

Respecto a las opciones de apoyo que ofrece el gobierno la familia de Ana pertenece a ese gran porcentaje de chilenos que no han logrado calificar a ningún beneficio, “la verdad es que yo intenté postular al bono clase media, pero me fue mal, así es que bonos no hemos recibido ninguno y de ayudas que decir, ninguna tampoco, entonces estamos solos y saliendo adelante solos, pero ayuda municipal o del gobierno nada”, aseguró.

QUE ESPERAR DESPUÉS DE LA PANDEMIA

Desde que llegó el primer caso a Chile se pensó que sería cosa de un par de meses y que podría ser controlado, sin embargo, se ha ido extendiendo a lo largo del año y ya son varios meses de espera para poder volver a la <normalidad>. Así lo siente Ana,  quien señala que “la pandemia tiene para rato, pues no quiere parar, la verdad es que no sé a dónde vamos a llegar con esto, la situación está muy difícil, pero nosotros tenemos la culpa muchas veces porque nos exponemos y no nos cuidamos hay gente y gente, no toman conciencia de lo que está pasando y no quiere entender y se están perjudicando y a la vez también al resto de las personas”, advirtió.

LA CONTINUIDAD DE SU PYME FAMILIAR

Ana reconoce que aún espera vender los productos que le quedaron de su tienda La Sagrada Familia, pero que ya no volverá a su antiguo local del negocio de abarrotes y helados, pues “el negocio anterior ya murió, ya no se puede seguir en ese trabajo”, expresó.

El futuro, ella lo proyecta con su actual emprendimiento, que es donde siembra sus esperanzas para que una vez que pase toda la emergencia sanitaria, logre establecerse con local de comida rápida y mientras tanto, “con este proyecto hemos logrado darnos a conocer más, todos saben que somos personas trabajadoras, de esfuerzo y no nos quedamos quietos y me servirá para tener una clientela segura”, enfatizó.

MENSAJE PARA OTROS EMPRENDEDORES

“Yo le diría que las cosas son difíciles cuando uno trabaja independiente, pero siempre hay maneras de salir adelante, cuesta mucho y es riesgoso, pero con el ánimo se puede, nosotros aquí somos trabajadores y la gente en Andacollo nos conoce, sabe que si nos va mal en algo echamos mano en otra cosa, pero con algo tenemos que salir adelante y ayudarnos”.

Seguir leyendo
Comentarios

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

OPRCoquimbo
NubeCenter

Facebook

Twitter

tarifas servel coquimbo

Lo más leído