Connect with us

Comunales

Apoderados de colegio en Andacollo enviaron carta a Superintendencia de Educación por apertura del recinto

Publicado

el

En una carta enviada a la Superintendencia de Educación, los padres y apoderados del Colegio Nuestra Señora del Rosario de Andacollo acusaron faltas de la dirección del recinto, al acuerdo alcanzado por la comunidad educativa de no volver a clases presenciales en 2020, y denunciaron una serie de “irregularidades” en el contexto de la pandemia del covid-19.

La carta describe que el 28 de octubre se mantuvo una reunión entre los apoderados y el nuevo director del establecimiento, Patricio Abdala, junto al jefe de UTP, Patricio Monroy, en la cual se habría decidido -por unanimidad- que no se regresaría a las aulas en lo que queda de año escolar y se prepararía en conjunto un plan que permita llevar a cabo un retorno gradual y seguro a partir de 2021.

Sin embargo señala el escrito, “pese a lo comprometido a la comunidad educativa y a la palabra empeñada del director, durante los días posteriores, docentes y asistentes de la educación fueron conminados a retornar al colegio y a realizar clases presenciales”. Actualmente, según declaraciones de apoderados, serían cerca de seis los estudiantes en clases –todos de octavo año-, quienes volvieron a pesar de que “no se cumplen las condiciones mínimas sanitarias ni los pasos establecidos en la circular N°559 de la Superintendencia de Educación”, donde se describen las instrucciones para el regreso de la actividad en salas de clases.

Yoseline Barraza, apoderada de octavo año y miembro de la directiva del centro de padres, indicó en declaraciones al Diario El Día de La Serena, que antes del acuerdo del día 28, el director había planteado el retorno, pero no hubo consenso. Luego, en la asamblea, los representantes de cada curso expusieron las posturas.

“Pensamos que las cosas habían quedado claras, pero al parecer no quedaron tan claras, porque se llamó a cada una de las apoderadas de octavo, por teléfono y algunas de manera presencial, para ver el tema del retorno a clases”, indicó.

Según comenta Barraza, la postura de la comunidad educativa ha sido siempre contra el retorno. “La mayoría tiene miedo por la pandemia. Somos mamás antes que todo y no creo que estemos dispuestas a exponerlos. Nos hemos cuidado por siete meses y mandarlos al colegio ahora es ilógico”, asegura. Sin embargo, “el viernes 6 de noviembre supimos que volvían cinco niños al colegio y el acuerdo que hicimos con el director no fue respetado. Nosotros como apoderados nos sentimos pasados a llevar, porque no es la manera de hacer las cosas, a puertas cerradas”, agrega.

CARTA ENVIADA POR APODERADOS

carta-final-super-1

Seguir leyendo
Comentarios

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Lo más leído