Connect with us

Fondo de medios

Restaurant La Rueda de Andacollo: Pandemia obligó al cierre total y su dueña mantuvo a su personal

Publicado

el

Por Cristian Escalante Vega

Son pasadas las 13 hrs de un día de julio del año 2020 donde el silencio y tranquilidad es la tónica. Hace un año a la misma hora, ruidos de platos, conversación en mesas, televisión con noticias y un movimiento agitado al interior del tradicional Restaurant la Rueda de Andacollo, ubicado en calle Urmeneta cerca de Condell.

Desde el 18 de marzo su dueña, Nélida González Guerrero- la Sra Nelly como es conocida por los andacollinos- tuvo que cerrar sus puertas debido al coronavirus y las medidas sanitarias impuestas por la autoridad. A pesar de este duro golpe, no despidió al personal, pues se acogió a la Ley de Protección del Empleo para 3 de sus trabajadoras que tenían contrato estable, a quienes se les ha seguido pagando el total de sus cotizaciones por estos meses.

“Nunca ha sido la idea de dejarlas sin trabajo, porque es un factor externo que influyó en el cierre y sólo esperamos que esto pase para volver a trabajar. Las chicas están en sus casas, porque hay que cuidarse de este virus, debemos tener fe y paciencia en Dios y la Virgen”.

ESTALLIDO SOCIAL Y SIN FIESTA GRANDE

El restaurant la Rueda luce renovado, con olor a nuevo y es porque en noviembre pasado se realizó la renovación del local, sacando algunas paredes y dejando un gran comedor central, involucrando una gran inversión, pensando en que vendría la Fiesta Grande de la Virgen en diciembre donde llegarían 250 mil peregrinos y donde el restaurant funcionaría a plena capacidad en el día y parte de la noche.

Lamentablemente el estadillo social y la no realización de la Fiesta por suspensión de seguridad para resguardar los templos, afectaron los planes.

“Hubo una merma de clientes importante, el verano 2020 fue flojo y en marzo llegó la pandemia donde tuvimos que cerrar, no fue posible hacer delibery, lo intenté, pero no resultó, porque había varios factores que influyeron como el que la cocina queda bien lejos de la puerta central y aquello significaba aumentar costos para reparto. La remodelación también estaba propuesta para celebrar el Día de la Madre y el Padre donde en años anteriores entregamos premios, vienen cantantes y se pasa muy bien; lamentablemente nada de aquello ocurrió y aquí estamos en este ambiente de silencio absoluto”, agrega Nelly, quien nos conversa junto a su perro regalón que acogió de la calle y le ha servido de compañía en estos complejos momentos.

REGRESO A LA NORMALIDAD SERÁ LENTO Y DIFÍCIL

Para Nélida González las medidas para el regreso seguro serán complejas, porque involucrarán gastos, adaptar los espacios y sacar parte de su comedor que lo obtuvo gracias a un proyecto presentado a Minera Teck.

“Lo que viene es incierto y nada será como antes, se requiere de apoyo del Gobierno, hay ofrecimientos, pero los procesos son lentos, la necesidad es ahora y lo más probable es que se ofrezcan créditos para pagarlos en varios años, por lo que son préstamos más que beneficios.

 LA HISTORIA DEL RESTAURANT Y SUS TRAS BAMBALINAS

Este restaurante nació en el año 1972, gracias a la suegra de Nelly, que tenía un expendio de cervezas al lado de su local actual, y después con el tiempo fueron analizando que faltaba un restaurant, porque Andacollo vivía el apogeo de la minería.

“Eran otros tiempos muy buenos para la minería y comenzamos con un restaurant chico, pero con mucho movimiento, se generaba plata todos los días en la comuna y después, falleció mi suegro, suegra y mi esposo, y aquí seguimos, han sido años de mucho esfuerzo, nos gusta esto vienen turistas y la comunidad con quienes se conversa, esto es nuestra vida…. me encanta”.

CADA DÍA 5 PLATOS DIFERENTES

Entre los detalles del día a día de la Rueda, estaba el que se producían 5 platos diferentes y aquellos se vendían completamente. “Serían más de 80 platos diarios; la cazuela de vacuno es lo que más gusta. Comenzábamos a las 10 de la mañana con las labores para terminar tipo 16 hrs con el almuerzo, ya que también había apertura en las tardes y siempre las compras se han realizado sólo en la comuna, compraba lo que se usaba en el día, el pan fresco, verduras y carnes”.

Nelly agrega que lo más triste fue que tenía 5 pensionistas adultos mayores, que también debieron suspender sus almuerzos porque se encerraron en sus casas.

“No sé si en diciembre estaremos más normal, la fiesta chica no creo que ya se realice, no sé qué pasará, esto será lento, lo que más me duele es que ya no podremos acercarnos como antes a conversar con la clientela con ese cariño que siempre brindamos aquí, todo será más frío y distante”.

¿MENSAJE PARA OTROS COMERCIANTES AFECTADOS POR LA PANDEMIA?

“Tener fe que esto va a pasar, lo importante es la salud, yo he conversado con mis compañeras de trabajo y esperan que esto pase. El futuro viene incierto por eso hay que vivir el día a día, porque no nos podemos hacer ninguna expectativa. He pasado malos momentos y rezo, siempre debemos pensar que hay familias que lo están pasando peor, en la medida que tenga un plato de comida, un techo, hay que dar gracias a Dios, hay gente que ha sufrido mucho, por eso mi mensaje es de tener fe en Dios y la Virgen de Andacollo y no perder la esperanza de un futuro mejor”.

Seguir leyendo
Comentarios

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Lo más leído