Conéctate con nosotros

Iglesia

Bailes Religiosos en Argentina: Danza legendaria en honor a la Virgen de Andacollo

Al extremo suroeste de Calingasta en Argentina se encuentra la localidad de Barreal, elegida y visitada por turistas de todo el mundo por sus maravillas paisajísticas y la tranquilidad de pueblo que ofrece. Allí, cada diciembre ocurre un suceso que lleva cientos de años, que permite la combinación perfecta entre lo religioso y lo popular. Se trata de la Fiesta de la Virgen de Andacollo, donde todos los presentes son testigos de un momento que no se vivencia en otros lugares: el baile de los Chinos de Andacollo.

De acuerdo a los registros que hay y a relatos de herederos de la danza, alrededor de 1860 se instalaron en Calingasta emprendimientos mineros, y desde Chile llegaron varios trabajadores. Con ellos, la imagen de la Virgen María del Rosario de Andacollo, que se instaló en el departamento ( ciudad) y nunca más se fue.

Más detalles en www.elandacollino.cl

Red Comunales

Publicado

el

Al extremo suroeste de Calingasta en Argentina se encuentra la localidad de Barreal, elegida y visitada por turistas de todo el mundo por sus maravillas paisajísticas y la tranquilidad de pueblo que ofrece. Allí, cada diciembre ocurre un suceso que lleva cientos de años, que permite la combinación perfecta entre lo religioso y lo popular. Se trata de la Fiesta de la Virgen de Andacollo, donde todos los presentes son testigos de un momento que no se vivencia en otros lugares: el baile de los Chinos de Andacollo.

De acuerdo a los registros que hay y a relatos de herederos de la danza, alrededor de 1860 se instalaron en Calingasta emprendimientos mineros, y desde Chile llegaron varios trabajadores. Con ellos, la imagen de la Virgen María del Rosario de Andacollo, que se instaló en el departamento ( ciudad) y nunca más se fue. “En 1938 se inauguró la Parroquia Jesús de la Buena Esperanza, donde está la imagen de la Virgen. Antes estaba en unos oratorios y cuando se inauguró la parroquia ya se le bailaba, así que es algo que viene desde hace mucho tiempo”; comenta Juan Carlos Villalobos, quien desde hace 36 años le baila a la Virgen y desde el 2010 tiene bajo su mando la responsabilidad de guiar el grupo que cada 26 de diciembre le rinde honor a la imagen religiosa con cantos, bailes y promesas.

En San Juan se encuentran devotos de Andacollo en Rawson y Chimbas, pero los chinos de Calingasta se caracterizan por ser los únicos que respetaron tanto la danza como la indumentaria que se utilizaba en los orígenes. Camisa y pantalón claro, preferiblemente blanco o rosa, al igual que el calzado. Un terciado sobre el hombro, que consiste en un triángulo de tela color rosa con detalles decorativos, como espejos, flecos, lentejuelas, estampas de la Virgen, entre otros.

A eso se suma la corona, que también va decorada con distintos elementos llamativos. Para evitar que la corona se deslice, muchos se colocan pañuelos blancos sobre la cabeza.

Complementan el traje la flauta, que utilizan para musicalizar la danza. El instrumento es realizado por los mismos bailarines, con cañas o madera de distintos árboles. Tiene un orificio, sin posibilidad de digitación, por lo que entona una sola nota. Poder hacerlas sonar depende mucho de la persona y la postura que utilice. El sonido es el resultado de un vínculo particular e individual de la persona con su instrumento. Para conseguir un mayor volumen, previo al ritual, le colocan algún licor seco en el interior de la flauta.

También hay otro rol entre las filas de los danzantes. Se trata de los tamboreros. Suelen ser dos personas, designadas por quien comanda la danza, que tienen mayor experiencia entre las filas de los bailarines. Estas personas son las responsables de marcar el ritmo y pulso del baile.

Delante de ellos se encuentra quien comanda todo. No solo lleva la bandera con los colores que los identifica, sino que es el responsable de los cantos que se entonan durante la procesión y en cada momento de encuentro con la Virgen de Andacollo. Así, los chinos, nombre que proviene de Chile, porque le bailaban a la “chinita” (es decir, la Virgen), mantienen viva una tradición que trasciende no solo generaciones, sino también límites geográficos.

Juan Carlos comenta que viene de una familia de gran devoción a la imagen religiosa. Dos tíos estuvieron a cargo del grupo, que fueron quienes le enseñaron a él todo lo necesario. Cuando fue el momento indicado, el grupo en su totalidad decidió que fuera quien siguiera adelante con los chinos, organizando la novena, las actividades relacionadas y la danza que se realiza la jornada final.

A la caracterización de cada chino, se le suma la música, la danza y los cantos. En lo que respecta a la música, es un sonido único, intenso, penetrante, que de cierta manera a quien conecta con el mismo logra una especie de transe por la repetición. La danza acompaña con saltos y pasos coordinados entre los chinos, que les permite avanzar tanto hacia adelante como los laterales. Los cantos quedan en manos de la persona que comanda la danza, quien le habla la Virgen, le agradece, expresa todos los sentimientos que el momento genera. Muchas veces las estrofas que se entonan son repetidas a coro por los chinos.

Es complejo poder explicar lo que la festividad genera en el pueblo a quienes no han sido testigo de ello, mucho más poner en palabra la devoción que genera la Virgen en personas de distintas edades que todos los años se preparan para formar parte de las filas que danzan. Al respecto, Juan Carlos dice: “Para mi bailarle a la Virgen es significante. Lo empecé como voluntario y sentí esa emoción cuando me sumé a las filas, una emoción por la Virgen, por el baile, y eso me llevó a continuar, porque es algo hermoso, algo único que tenemos en el departamento”.

Si bien durante diciembre sucede la novena, con distintas actividades, el gran despliegue se da entre el 25 y 26 de diciembre, cuando se hace la presentación de los chinos como la procesión y el cierre de las jornadas religiosas. Durante ambos días no solo participan chinos de Barreal, sino de distintos lugares del departamento, de la provincia y también de Mendoza. En 2022 participaron alrededor de 60 personas, desde los 7 u 8 años, hasta superando los 60 años. Hombres, mujeres, niños y niñas vestían la característica indumentaria de los danzantes. Incluso participaron bebés de corta edad, acompañado de sus padres.

Maribel Estopa tiene 21 años y desde los 3 es una danzante de la virgen. Relata que comenzó por una costumbre familiar, ya que sus abuelos, primos y padres le bailaban a la Virgen, por lo que era “inevitable” no hacerlo. “De más grande comencé a hacer promesas y de hasta que no me dé el cuerpo no dejaré de bailar. A mí me emociona. Diciembre se lo dedico a la Virgen. Son 9 noches en donde vengo a ver mi Virgen, y lo hago acompañada de mis hermanos. Acá hice muchos amigos, gente mayor como de mi edad y tenemos una buena comunicación entre todos”, comenta.

Así como ella, muchas de las personas que se suman por primera vez a la fila de los danzantes lo hacen por una promesa. Juan Carlos detalla tres grandes grupos de promesantes. Aquellos que cumplen realizando la procesión descalzos al costado de la imagen de Andacollo, quienes se suman bailando y los que ingresan de rodilla a la parroquia, haciendo todo el recorrido hincado hasta llegar al altar.

Bailarle a la virgen es algo que va mucho más allá de la religión y la imagen. Significa un momento de encuentro, de misticismo. Es un ritual que no solo trascendió generaciones, sino que quienes hoy lo ejecutan realizan todos los esfuerzos necesarios para que siga vivo, para que los jóvenes entiendan su verdadero valor y porque desaparecer implica el olvido de algo que los forma como comunidad y hoy les da un valor inigualable.

Los chinos de la Virgen de Andacollo representan en Barreal en particular y en el departamento cordillerano en general la verdadera riqueza del patrimonio del pueblo.

Diario Tiempo de San Juan, Argentina

teck
ANDACOLLO

Indicadores económicos

Jueves 25 de Abril del 2024

Dólar $950.77
Euro $1017.85
UF $37232.24
IPC % 0.4
UTM $65182
OPRCoquimbo
NubeCenter
Whatsapp Diarios Comunales

Lo más leído

¿Quieres recibir notificaciones de El Andacollino? Nos gustaría enviarte notificaciones de las principales noticias de Andacollo No, gracias Aceptar
Send this to a friend